martes, 25 de marzo de 2008

Hoxe

O Parlamento de Galicia elixirá hoxe, nun triste ambiente de división, aos senadores por designación autonómica nun pleno extraordinario no que se someterá a votación a lista única aprobada por socialistas e nacionalistas que integra un representante de cada forza política. Agardemos que non se consume o atropelo político tantas veces citado no meu blog.

8 comentarios:

Ana dijo...

Desde mi punto de vista, creo que se olvidaron de los resultados obtenidos en las pasadas elecciones y que piensan que un pacto puede cambiar lo que hemos votado. Seamos consecuentes con nuestras acciones y, después de romper 25 años de consenso democrático, no se asusten de que el pp haga más oposición que nunca. Ánimo, seguro que de alguna manera se soluciona esta injusticia.

Anónimo dijo...

El PP tiene que denunciar esto ante la Junta Electoral , el tribunal constitucional , lo que sea , ... y dividir al grupo si hace falta y ya , esto es una tomadura de pelo , un atentado a la democracia ...

Anónimo dijo...

No quiero referirme a este suceso, el bipartito le echa cara a todo lo que hace y para colmo lo vende muy bien, y además tienen de su lado a un montón de terminales mediáticas (vease el programa de ayer HAI DEBATE) en el que participó Diego Calvo 2 políticos de izquierdas y 2 periodistas de izquierdas y Diego contra todos, así no se puede. Sr. Feijoo me gustaría dirigirle un correo al que tuviese acceso sólo Vd. para contarle como
enfocar estos meses previos a las elecciones autonómicas. Llevo colaborando años con el PP de un pueblo de la provincia de A Coruña,donde siempre ganamos, pero año a año vamos perdiendo votos y creo que si no se cambia el rumbo Vd. ganará por los pelos las elecciuones pero no gobernará.

Anónimo dijo...

Hola , soy la misma persona del segundo comentario , es que opino lo mismo que la persona que firmó detrás de mí , para mí sería un orgullo poder darle mis sugerencias , sólo a usted , también traté de hacerlo con Rajoy pero fue imposible.

Jorge Cubela dijo...

O orgüio de nacer en Galicia, de vivir nela e de rezar para acabar na mesma. O orgüio de ser galego e defender as nosas raíces, as dos nosos avós, que traballaron aquí ou dende a emigración para que hoxe poidamos ser o que somos e falar de Galicia como unha GRAN TERRA, a nosa terra. Defender o que a maioría dos galegos queren e sinten.

Para defender Galicia con lexitimidade, primeiro, hai que sentila; segundo, respetar as decisións e votades dos galegos; e, por último, aplicar os principios democráticos.

Hoxe, por primeira vez na historia da nosa recente democracia, o Goberno da Xunta de Galicia rompeu o consenso sobre a designación autonómica dos 3 senadores que representarán a Galicia na cámara alta.

O PP con 37 escanos (a un 0´3% da maioría absoluta), o Psoe con 28 e o Bng con 13 conforman o Parlamento de Galicia, sede da soberanía galega e, como tal, casa de representación de tódolos galegos.

A elección defendida polo Bipartito da Xunta era que houbera un senador por partido político sen contar coa proporcionalidade dos seus grupos, feito que en democracia e nun sistema parlamentarista é inxusto e antidemocrático.

O Bng favoreceuse do seu poder na Xunta de Galicia, cos seus únicos 13 deputados, para arrebatar o segundo senador que por proporción lle correspondía ao PPdeG, liderado por Núñez Feijoo, que conta con 37 deputados, que según as contas son 24 máis, obxectivamente unha gran diferencia non?.

O Bng e o Psoe conseguiron nunha "merenda conxunta" o que as urnas non lles deron.
O pobo galego libremente, mediante o seu voto, que é a alma e a esencia natural dun sistema democrático, votaron maioritariamente polo Pp para os representar.

En qué democracia unha minoría ten o mesmo poder que a formación intensivamente maioritaria?.

O que ocorreu hoxe no Parlamento é impropio de xente que se fai chamar demócrata.
Xogaron cos principios democráticos, coa decisión democrática dos galegos, e demostraron non albergar ningún tipo de vergoña para levar a cabo o seu cometido, incidir contra o desexo da maioría dos galegos.

Con qué lexitimidade vai representar a Galicia unha persoa que foi a menos votada para o Senado na súa provincia, Ourense?.

"Respecto para Galiza..." non é vulnerar a vontade dos galegos, enganalos, e xogar cos seus intereses, mais claro, esa é a "Galiza" que eles anhelan, a súa e a única, a do Bng.

Eu quero outra Galicia e a maioría da xente deste pobo tamén. Quero unha Galicia forte, na que se respete as decisións democráticas dos galegos, na que se defenda aos galegos por enriba de intereses minoritarios e na que un político sexa elexido con lexitimidade e transparencia dacordo coa lei, expresión da vontade popular.

Pola democracia galega¡

gaviotero dijo...

Y los medios, en vez de denunciar el "atropello", han hecho chirigota con el hecho de que "Fraga sale elegido senador sin los votos de su propio grupo".

Habría que reflexionar por qué La Voz de la Xunta (antaño de Galicia) o el Faro de Vigo, por poner dos ejemplos de medios supuestamente no controlados por el poder político como la TVG u otros medios públicos, se empeñan en tergiversar, denigrar y ridiculizar el mensaje del Partido Popular al tiempo que ocultan las miserias de PSOE y BNG.

Anónimo dijo...

espero no lleguemos al punto en que esta cataluña aun estamos atiempo de luchar por nuestra libertad sin aguantar imposiciones del BNG con ayuda de los socialistas somos muchos mas solo necesitamos que nos digais adelante y estaremos en vuestras filas

gaviotero dijo...

Vamos hacia el punto en el que está Cataluña aunque con una gran diferencia. Los "nacis" de aquí, PSOE y BNG, ya saben el camino que hay que recorrer y los plazos los han ajustado para que lo que allí se hizo en 20 años aquí se haga en 10.

La única forma de evitar que esto sea una granja nazi como aquello está en que el que nos tiene que representar asuma el liderazgo y sepa enfrentarse sin tenerle miedo a sus adversarios y enarbolando como única bandera la LIBERTAD (que tiempo habrá para el centrismo y el galleguismo).

Algunos, de hecho, casi que nos conformaríamos conque no aspire a aliarse con los mismos que pretenden atizarle (atizarnos) a diario en todos los ámbitos de nuestra vida.